lunes, 5 de marzo de 2007
Zurdez

Me he trasladado, a partir de ahora podéis encontrarme en www.hilodeariadna.net

Soy zurda. Hasta los años 70 hubiera sido considerada una discapacitada, con un defecto físico que hubiera tenido que corregir. Sin embargo ahora se sabe que no es ningún defecto físico, en el artículo "Ser zurdo: causas" de la página tempus fugit explican extensamente las diferentes teorías físicas y psicológicas de esta "extraña" diferencia (extraña porque los zurdos suponemos sólo entre el 10 y el 13% de la población mundial).

Resumiendo se diría que según la explicación genetista y ambiental, la zurdez es más frecuente en personas con padres zurdos. En casos donde ambos padres son zurdos, hay un 26% de probabilidades de que su niño sea zurdo. El 74% restante sería diestro. Mientras que si ambos padres fueran diestros las probabilidades de que el niño fuera zurdo se reducirían a un 9% (si ya decía yo que era un poco rarita...). Si a esta teoría la quitamos la parte ambiental, la hipótesis genética es que existe un gen dominante que hace ser a la mayoría de personas diestras. En tanto, a un 20 % de las personas les falta este gen, por lo que tienen una posibilidad al azar de ser diestro o zurdo (50 y 50 por ciento). En esta línea también hay estudios que intentan dar explicación a este proceso por un supuesto trauma durante el embarazo, o por una edad avanzada de la madre en la gestación, o por un nivel de testosterona prenatal bajo.

Pero el hecho es que, por algún motivo, los zurdos tenemos las funciones de los hemisferios cambiadas. En nuestro caso el lado derecho es el dominante, de manera que la mayoría de las ódenes se las da a la parte izquierda del cuerpo. Si queréis comprobar cuál es vuestro lado prioritario podéis hacer este test, muy simple pero efectivo.

Aunque la verdadera causa de este post no es ésta, sino la de hacer patente que, al igual que las personas en silla de ruedas sienten que el mundo no está adaptado a ellos por las interminables barreras arquitectónicas de nuestras ciudades, los zurdos sentimos que tampoco está adaptado a nosotros y además la empatía hacia nosotros es menor. Seguro que a un diestro le cuesta más darse cuenta de que la barandilla de la escalera está a la derecha que ver que sólo hay unas escaleras insalvables y no una rampa para que pase una silla. Evidentemente no tiene punto de comparación, pero sí que es cierto que muchas herramientas de la vida cotidiana nos dificultan enormemente el trabajo.

Por ejemplo, nunca he escrito con pluma (porque te llevas la tinta con la mano), los subrayadores fluorescentes son imposibles, las reglas del colegio tienen los números de izquierda a derecha (de manera que es mucho más difícil tomar una medida), escribir en la parte derecha de una libreta es harto complicado (porque la mano choca con las espirales), nunca he podido lanzar un boomerang (no es el deseo de mi vida, pero es curioso no?), el pelador de patatas está al revés para nosotros, y las tijeras no cortan desde el lado izquierdo.

Son sólo unos pocos ejemplos, pero hay muchos más. El mundo es de diestros, los mandos a distancia, los abrelatas, las impresoras o el teclado del ordenador son objetos del día a día no adaptables a zurdos hasta hace poco. El zurdorium de Ned Flanders en Los Simpson se convirtió en un éxito de ventas cuando los pueblerinos de Springfield se enteraron de que existía, y actualmente hay un buen puñado de tiendas que se dedican a esto, como la zurdoteca. Aquí podéis ver algunos ejemplos.

Etiquetas: ,

4 Comments:
Anonymous Víctor opina que...
Ariadna, mi padre es zurdo y fue "reeducado" para utilizar la mano derecha. Con los años, aquella reeducación le sirvió para la práctica del deporte: jugaba al frontón con ambas manos e incluso al tenis. Le cambiaron su dominancia, el menos desde el punto de vista práctico: come con la derecha, escribe con la derecha... No pensar en las personas zurdas va más allá y responde a la escasa sensibilidad genérica hacia los diferentes. Vamos cambiando poco a poco y, aunque tenemos leyes que consagran el respeto a la diferencia, en la práctica, su desarrollo es muy lento. ¿En cuántas salas de reuniones encuentras los respaldos de las sillas para zurdos?

Anonymous Ariadna opina que...
Es cierto que el poder utilizar las dos manos tiene muchas ventajas, lo sé porque soy bastante ambidiestra, aunque me considere zurda.

Pero estoy de acuerdo contigo, es más un tema de sensibilidad. Ya había puesto algunos ejemplos de la vida cotidiana, y el de las sillas es muy bueno. Aunque en algunas universidades ya cuentan con sillas adaptadas o con posibilidad de cambiar el respaldo de lado, son las menos.

Anonymous Anónimo opina que...
Difiero en parte... ¿la barandilla a la derecha? pues bueno si cuando subes está a la derecha cuando bajas lo está a la izquierda ¿escribir de izquierda a derecha? bueno los árabes lo hacen al revés ¿las espirales en la libreta? dales la vuelta y utiliza la libreta con la espiral a la derecha...

Quejica...

Aunque admito que hay sillas con brazo a la derecha (pero fíjate, en la Uni habia unas pocas en cada aula con el brazo a la izquierda y estaban en la primera fila siempre, lo cual no se si es mejor o peor...).

Andrew alias technology

Anonymous Ariadna opina que...
Andrew, si cuando subes está a la derecha, cuando bajas también... piensa en las escaleras del metro.

En cualquier caso igual no era un gran ejemplo... y la libreta del revés? La espiral siempre está en medio...jajaja...

En cualquier caso no era un post de queja, sino como dijo Víctor, de concienciación por la diferencia. Pero gracias por tus aportaciones...

Un besazo