martes, 20 de febrero de 2007
Como el Ave Fénix

Me he trasladado, a partir de ahora podéis encontrarme en www.hilodeariadna.net

Después de un día de bajón tiene que venir uno de subida. Tengo la suerte de tener gente a mi alrededor que aparece en el momento más adecuado, cuando los necesitas, y hasta cuando pides que no vengan, que no hace falta, ahí están. Son las personas que sabes que no te van a fallar nunca, por muy negro que esté todo, son esas personas que dan apoyo incondicional y que ponen el hombro siempre que lo necesitas. Gracias.

Pero hoy, además, me he encontrado con una persona que siempre ha estado ahí, aunque de esas que están sin estar, un poco del grupo de los raros, como yo. Ha sido un café de lo más interesante, me ha ayudado a abrir más los ojos y a confiar más en mi intuición, en mis decisiones y en lo que está por venir. Y esta es la conclusión:

He muerto y he resucitado.
Con mis cenizas un árbol he plantado,
su fruto ha dado y desde hoy algo ha empezado.
He roto todos mis poemas,
los de tristezas y de penas,
lo he pensado y hoy sin dudar vuelvo a tu lado.
Ayúdame y te habré ayudado,
que hoy he soñado en otra vida,
en otro mundo, pero a tu lado.
Ya no persigo sueños rotos,
los he cosido con el hilo de tus ojos,
y te he cantado al son de acordes aún no inventados.
Ayúdame y te habré ayudado,
que hoy he soñado en otra vida,
en otro mundo, pero a tu lado.
Ayúdame y te habré ayudado,
que hoy he soñado en otra vida,
en otro mundo, pero a tu lado.

Etiquetas: ,

1 Comments:
Blogger Ariadna opina que...
Os recomiendo visitar a Entre lilas y amapolas olvidado, tiene un artículo muy bueno hoy sobre por qué el pollo cruzó la carretera:
http://www.lacoctelera.com/entrelilasyamapolasolvidado/post/2007/02/19/y-tu-punto-vista-acual-es-